Cómo aplicar la base de maquillaje

Reconociendo que el aspecto que deja una buena base de maquillaje sobre la piel es espectacular, no todo el mundo tiene esta rutina diaria de maquillaje. Hay quien cree que es complicado aplicarlo, hay a quien no le gusta el resultado porque crea un “efecto máscara” artificial… Así que hoy os voy a contar la técnica de aplicación de las bases de maquillaje para que nada os impida tener un aspecto perfecto a diario.

Lo fundamental es preparar bien el rostro: limpiar e hidratar a diario, utilizando productos específicos para ello.

Antes de aplicar la base de maquillaje es conveniente, aunque no obligatorio, preparar la piel con una pre-base de maquillaje. Ésta nos ayudará a disimular líneas de expresión e imperfecciones, y a prolongar la duración de la base de maquillaje. Además, comprobarás que hace falta una cantidad menor de producto para conseguir un resultado óptimo con tu base de maquillaje.

La pre-base la tienes que aplicar antes de la base, en la zona T del rostro (frente, nariz y barbilla), y extendiéndola y difuminándola hacia los extremos.

pre-base maquillaje

Una vez hecho esto, tienes que elegir la base de maquillaje que mejor se adapte a ti. Encontrarás bases fluidas y bases en polvo mineral.

Las bases fluidas se aplican poniendo una pequeña cantidad de producto en la palma de la mano y, con ayuda de una brocha, aplicando el producto con pequeños toques, desde el centro del rostro hacia los extremos. SI no tienes una brocha para base fluida de maquillaje, puedes extender el producto con los dedos y suavizar el acabado con una esponja.

Las bases en polvo se aplican con ayuda de una brocha para bases en polvo, con movimientos circulares, desde el centro del rostro y difuminando el producto hacia los extremos.

Para que el acabado sea bueno el tono de la base de maquillaje tiene que ser el perfecto para tu rostro. Para eso, utiliza siempre el más parecido al tono natural de tu piel, y haz el test de franjas (si es posible, con luz natural): haz una franja con la base de maquillaje que quieras probar desde la mejilla hasta la mandíbula. Encontrarás el tono perfecto cuando parezca que la base de maquillaje desaparece. Si aun así no encuentras el tono perfecto, prueba a mezclar varios tonos.

Para terminar, perfecciona el maquillaje iluminando zonas oscuras y disimulando imperfecciones con ayuda de un lápiziluminador y un corrector. También puedes utilizar varios productos de acabado como polvos sueltos o compactos, polvos bronceados e iluminadores, y colorete.

lápiz iluminador

Y ahora, un consejo de profesional. Los rostros que son redondos y sin volumen son los más difíciles de maquillar y, aunque es una técnica un poco más compleja que requiere práctica por tu parte, puedes usar el maquillaje para potenciar tus rasgos, dibujar un rostro en forma de V, y suavizar ángulos, en tan sólo tres pasos.

  1. Aplica dos tonos de bases de maquillaje. Un tono más claro que el natural de tu piel en las áreas que deseas iluminar. Para añadir un poco de luminosidad extra, aplica una fórmula luminosa en la frente, debajo de la nariz, y en la zona del hueso de la mejilla. Después aplica una base de maquillaje en un tono más oscuro que el natural de tu piel, en las zonas exteriores del rostro: zonas externas del puente de la nariz, debajo del hueso de las mejillas y en la línea de la mandíbula. Funde y difumina el producto correctamente.
  2. Aplica el lápiz iluminador en las zonas que quieras acentuar: puente de la nariz, lagrimal, extremos de la nariz, la curva del labio superior, bajo la zona central del labio inferior, la zona superior de las mejillas, y justo debajo del arco de la ceja. Difumina el producto con suaves toques con el dedo
  3. Toque final con polvos iluminadores (el resultado es mejor si utilizas un tono con algo de brillo). Coge la brocha para colorete por la base del pelo para que las cerdas se junten y compacten. Aplica el polvo iluminador en la nariz y en la zona superior de las mejillas, con movimientos rectos. Coge la brocha de forma habitual y difumina el producto.

contornear rostro redondo

Con un poco de práctica obtendrás un perfecto look natural. Y recuerda que la clave está en emplear los tonos correctos y difuminar muy bien el producto.

Aless Mez

Anuncios