Elige la sombra de ojos adecuada

La teoría dice que, según el color de tus ojos, te favorecerán más unos tonos que otros a la hora de elegir el color de la sombra. Pero en la práctica, debes maquillarte con el tono con el que te encuentres más a gusto y te veas más guapa.

Truco de profesional: antes de aplicar la sombra de ojos prepara el párpado creando una base con unos toques de maquillaje, corrector, o una sombra muy clara.

Y ahora, veamos qué es lo que dice la teoría…

Si tienes los ojos negros (marrones muy, muy oscuros), ¡enhorabuena!. Cualquier tono que elijas para tu sombra quedará genial. Sobre todo si eliges tonos rosas.

ojos negros sombra azul ojos negros sombra rosas

Si tienes los ojos marrones te favorecerá también cualquier tono de sombra de ojos, excepto verdes y azules. Con los que mejor te verás será con los tonos tierra.

ojos marrones

Si tus ojos son azules, renuncia a los tonos verdes y, en cambio, apuesta por tonos grises, plateados, rosas y lilas.

ojos azules sombra rosa ojos azules sombra gris

Y si tu color de ojos es el verde, huye de los tonos azules y elige tu sombra de ojos en tonos grises, plateados, verdes y mostazas.

ojos verdes sombra verdeojos verdes sombra mostaza

Una vez decidido cuál es el tono de sombra de ojos que más te favorece, puedes optar por hacer un maquillaje básico, cubriendo de color el párpado móvil; un maquillaje más elaborado, mezclando varios tonos y extendiéndolos en el párpado móvil, el párpado fijo, y el hueso de la ceja; o puedes optar por un maquillaje de ojos ahumados.

Para los ojos ahumados, debes empezar por rizar tus pestañas al máximo con un rizador. A continuación, con un lápiz negro, o del color de la sombra que hayas elegido, pinta la raya lo más pegada  posible a las pestañas, y terminando ligeramente hacia arriba. Para conseguir un maquillaje más intenso, pinta también la raya por dentro del ojo, tanto en el párpado superior como en el inferior. Ahora es el momento de aplicar la sombra: maquilla el párpado móvil, desde la raya que acabas de pintar hasta el hueso de la ceja. Con un pincel de difuminar, comienza a difuminar la sombra desde la parte del párpado más pegada a la nariz, y con movimientos ascendentes hasta el hueso de la ceja. Continúa haciendo lo mismo por la parte externa del párpado, y con movimientos ascendentes hacia la sien. No olvides aplicar una buena máscara de pestañas y estarás lista para lucir tu maquillaje de ojos ahumados.

Aless Mez

Anuncios